Archivo de la categoría: Viajes

Estampas de visita paterna (III): la costa de Bohuslän

Desde Göteborg hacia la frontera noruega, la costa se rompe y está llena de islas en las que hay antiguos pueblos de pescadores que se pusieron también de moda como destinos de veraneo. Visitamos unos cuantos. Entre ellos, Fjällbacka, que resultará familiar a todos los que hayan leído alguna novela negra de Camilla Läckberg.

Añado que los pueblos de Bohuslän son muy bonitos en verano, pero ya los visité en invierno con Lucía y están casi totalmente muertos. Difícilmente puede haber mucho asesinato en Fjällbacka – aunque sea en la ficción – si no hay casi nadie viviendo.

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Estampas de visita paterna (II): Bohus y Marstrand

Göteborg es sólo el último y definitivo de una serie de asentamientos (cinco, según mi guía) en esta zona estratégica. Estratégica porque era el único punto de salida de Suecia al mar del Norte, encajonado entre Dinamarca al sur y Noruega al norte, cuyas antiguas fronteras estaban a cuatro pasos de donde está ahora la ciudad. Como los daneses hacían pagar una tasa a cualquier barco que cruzara del Báltico al mar del Norte, es normal que los suecos trataran varias veces de buscar atajos fundando asentamientos en esta zona y que tanto daneses como noruegos trataran de destruirlos cuanto antes. Todo eso se acabó cuando en 1658, Suecia se hizo con toda su actual costa oeste. La fortaleza que custodiaba la mencionada frontera de Noruega, apenas a veinte kilómetros al norte del centro de la ciudad, se llamaba Bohus y ha dado nombre a toda la región costera entre Göteborg y la frontera con Noruega (la actual). Sus restos pueden visitarse.

Un poco más al oeste, la costa se cuartea en montones de islas y, en una de ellas, se encuentra el pueblecillo de Marstrand, anteriormente competidora de Göteborg (hasta que al arenque, principal riqueza, le dio por largarse) y ahora reducida a destino turístico y balneario. Está dominada por otra fortaleza (Carlstens Fästning), esta vez construida por los suecos. Sí, la historia de esta zona es un lío.

Sin más, las fotos:

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Estocolmo

Una imagen vale más que mil palabras.

3 comentarios

Archivado bajo Viajes

Reiniciando (se acaba el verano)

Advertencia: ésta es una entrada con muchas muchas fotos. No todas son mías.

Las vacaciones se acercan a su fin, me queda menos de una semanita en España, y ya empiezo a hacerme a la idea de que tengo que hacer otra vez las maletas, coger un par de aviones y plantarme en Suecia de nuevo.

Cierto es que las maletas prácticamente no las he deshecho o, mejor dicho, siempre he estado haciendo maletas nuevas en este verano movidito.

Primero, cuatro días en Praga, una de las ciudades que siempre había querido visitar y que, por diferentes motivos, nunca había podido conocer. Afortunadamente, mi contraria es especialista en conseguir billetes asequibles y trazar combinaciones de vuelos, así que se le ocurrió celebrar mi cumpleaños allí. Por supuesto, la ciudad me pareció espectacular y debería haber escrito una entrada sólo para ella, pero como no quiero comprometerme a escribir algo que sé que no voy a hacer, pues dejaré que los que visiten la ciudad hagan uso de los muy recomendables tours de New Europe para conocer más sobre la historia de la ciudad y sus secretos.

Plaza de la Ciudad Vieja

El famoso reloj astronómico de Praga

El Castillo de Praga, omnipresente.

El puente de Carlos

La ciudad desde el Castillo

Como no podía ser menos, este verano también incluyó unos días en Granada y en la playa de Almuñécar (playas de arena y de canto rodado, que de todo hay). Visitamos también otras partes de la provincia, como la Alpujarra y la zona de Guadix. La zona de la Alpujarra no era tan espectacular como la que visitamos en Navidades – principalmente porque no es tan agreste – pero merecía una visita igualmente. Nos quedamos en el pueblo de Yegen, donde vivió el hispanista Gerald Brenan, escritor de Al Sur de Granada. Para el que quiera ir por la zona, la casa rural donde nos quedamos, “Casa de los Vientos”, es muy recomendable.

Las pozas de Río Verde, un sitio estupendo para bañarse y hacer barranquismo. Con impuesto revolucionario incluido, que los agricultores te dejen pasar sale a 5 € por persona Y coche.

Yegen: oda a la vida retirada

Casa de los Vientos, en Yegen

El proverbial ingenio "exótico", en Guadix

Ayuntamiento de Guadix

Catedral de Guadix

Por Madrid pasé unas cuantas veces. La primera visita coincidió con la manifestación del 19J. No diré que fui a la manifestación sino más bien que me acerqué a ver qué se cocía y a comprobar por mis propios ojos de qué iba la cosa. Me decepcionó bastante, en el sentido de que me pareció que el movimiento 15M estaba degenerando y que, por buenos que fueran los propósitos que lo habían originado, de su estado había ya poco que aprovechar.

Nota: al enlazar de Wikipedia he leído que la manifestación no estaba apoyada por Democracia Real Ya, sino por la “Coordinadora de Barrios y Pueblos Unidos contra el Capitalismo”, de ahí el carácter de la marcha.

La manifestación del 19J frente al Congreso

Raimundo Amador tocando en la plaza de Oriente

Quijotes y Sancho Panzas en una tienda del Barrio de las Letras

La Gran Vía

Atardecer en Madrid desde el Cerro del Tío Pío (más conocido como el Parque de las Siete Tetas)

Y, por supuesto, en Santander, en el que ha sido probablemente el mes de julio más lluvioso de las últimas décadas. Aun así, siempre merece la pena la visita a la tierruca.

1ª playa del Sardinero

Bahía de Santander y lancha pedreñera

Liencres, playa de Valdearenas

La Arnía

Palacio de la Magdalena

2 comentarios

Archivado bajo Viajes

Copenhague (II)

Y ahora las fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Copenhague (I)

Como Göteborg está a medio camino de Copenhague, Oslo y – algo más lejos – Estocolmo, es fácil visitar cualquiera de las tres ciudades. Así que aprovechamos para ir a la capital danesa.

A la ida fuimos en autobús – con WiFi gratuito, enchufes para cargar móviles y portátiles, ¡hay que ver lo que sacan a los autobuses de línea españoles! – que, aunque el viaje dura 5 horas porque paramos en todas las ciudades importantes del camino (Halmstad, Helsingborg, Lund, Malmö, el aeropuerto de Kastrup en Copenhague) demostró ser mucho más cómodo que el tren-tortura Intercity, aunque éste tarde una hora y media menos. Cogimos el tren a la vuelta y acabamos los dos con el cuello y la espalda hechos papilla.

 

Turning Torso, de Calatrava, en Malmö

Para llegar a Dinamarca cruzamos el Öresund por su famoso puente. Con el tren por debajo y con el bus por encima.

En Copenhague nos quedamos en un bed & breakfast en el Barrio Latino (el nombre viene , al igual que el más famoso Quartier Latin parisino, de la proximidad de la universidad y de que, durante la Edad Media, los estudiantes hablarán latín) , a dos pasos de la Catedral y de Strøget, una calle peatonal llena de comercios, que si no recorrimos 20 veces, lo hicimos 21, porque recorre el casco histórico de parte a parte y muchas de las atracciones turísticas del centro de la ciudad están a poca distancia de la calle.

La dueña del B&B, una señora mayor con pinta de vieja de los gatos, pero maja en lo poco que pudimos tratar con ella, nos lo dejó prácticamente para nosotros solos, con lo que nos ahorramos el desayuno y disfrutamos de la repostería danesa (por decir algo) en las cafeterías de Strøget. Lo mejor del B&B era sin duda su emplazamiento, en un edificio antiguo con vistas a un patio de manzana muy tranquilo. El B&B era como el barrio, alternativo y bohemio, bastante agradable. Desde allí fuimos andando a todas partes, excepto una vez que tomamos el modernísimo metro de la ciudad.

 

Studiestraede, la calle del B & B. Se llama el Barrio Latino, pero podría ser Chuequen

B & B

La habitación

El edificio vecino, de un color llamativo y muy bonito

¿Qué decir de la ciudad? Que es muy bonita, me recuerda a una mezcla entre Estocolmo y Amstérdam, tal vez más parecida a ésta última con sus edificios de ladrillo. Incluso el sonido del propio danés recuerda al holandés, no son tan cantarines como los suecos y tienen sonidos más fuertes. Algún sueco me dijo que ellos no entienden a los daneses cuando hablan, pero al revés sí (algo parecido a lo nuestro con los portugueses) y que un danés habla como un sueco borracho. Esto último no lo confirmo. Lástima que los comercios cierren tan pronto y la ciudad quede muerta un sábado a las 18:00.

Durante los dos días y medio que estuvimos en la ciudad, nos dedicamos básicamente a pasear. Hicimos un crucero que nos permitió hacernos una idea del centro de la ciudad, cosa que recomiendo a todo el mundo, porque permite ver zonas, como la del Arsenal, a las que no es tan fácil llegar andando.

La reina danesa vive en el palacio de Amalienborg, pero la verdadera reina es la bicicleta. La ciudad es muy llana y está llena de bicis por todas partes. Intentamos subir a alguna iglesia para ver las vistas desde allí – son los edificios más prominentes de la ciudad – pero o estaban cerradas o en reparaciones, de modo que nos tuvimos que conformar con la Rundetaarn, que es la torre de una iglesia también, que se usó como observatorio astronómico, pero más baja que las otras en las que tratamos de entrar.

¡Las fotos en la siguiente entrada!

1 comentario

Archivado bajo Viajes

Vacaciones de culo de mal asiento (II)

Unas pocas fotos de las vacaciones de Navidad en Granada y las Alpujarras. Vienen con mucho retraso, pero más vale tarde que nunca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recomendar Granada sobra, quien no ha visto Graná no ha visto ná. Y las Alpujarras han sido una muy agradable sorpresa, una zona preciosa y que desconocía totalmente.

Muchísimas gracias a todos los que me han acogido durante esos días por Granada, a los que no he dejado dormir con mis horarios intempestivos de llegada y – sobre todo – con los madrugones. Y perdón a Pilar por haberme ido sin despedirme. Ha sido un viaje de ir con la hora pegada. Demasiadas cosas que hacer en muy pocos días. ¡Gracias a todos!

(No comento mucho más porque estoy de trabajo hasta arriba…)

Lo que echo de menos las vacaciones…

 

 

1 comentario

Archivado bajo Viajes