Estampas de visita paterna (III): la costa de Bohuslän

Desde Göteborg hacia la frontera noruega, la costa se rompe y está llena de islas en las que hay antiguos pueblos de pescadores que se pusieron también de moda como destinos de veraneo. Visitamos unos cuantos. Entre ellos, Fjällbacka, que resultará familiar a todos los que hayan leído alguna novela negra de Camilla Läckberg.

Añado que los pueblos de Bohuslän son muy bonitos en verano, pero ya los visité en invierno con Lucía y están casi totalmente muertos. Difícilmente puede haber mucho asesinato en Fjällbacka – aunque sea en la ficción – si no hay casi nadie viviendo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s