Vacaciones de culo de mal asiento (I)

Tras más de un mes de descanso bloguero, vuelvo con fuerzas renovadas. Es un decir, porque han sido unas vacaciones de movimiento continuo, subiendo arriba y abajo por el mapa de España. Intentaré resumirlo apresuradamente.

Para comenzar, me pilló el caos aeronáutico europeo de diciembre. Llegué con nueve horas de retraso. Tras permanecer en vela, llegué al aeropuerto de Göteborg a las 4:50, descubriendo que mi vuelo a Bruselas había sido cancelado. Afortunadamente, en Brussels Airlines pudieron cambiar todo mi itinerario a Lufthansa y volar a Bilbao vía Munich. El problema es que mi vuelo salió con dos horas de retraso, pero la conexión salió casi cuatro horas más tarde, así que pude tomarla. Y sí, Alemania estaba nevada, pero tampoco tanto como Suecia, y allí los vuelos no se cancelaban.

En resumen, el día 17 llegué a Santander y el 19 ya estaba volando de nuevo a Madrid para ir a una cena con mis amigos de allí. Ya que estaba, aproveché para comprar regalos y visitar la ciudad. Tuve la extraña sensación de estar de nuevo en casa, los últimos tres años allí no perdonan. Al día siguiente volví de nuevo a Santander.

La locura comenzó el día 25 cuando, después de comer, cogí el coche y fui a Madrid a buscar a Lucía, que subía de Granada en tren. El día 26, tras la segunda comilona con amigos de Madrid, volvimos a subir a Santander. Primeros 900 kilómetros hechos.

En los siguientes cuatro días, visitamos principalmente Santander, Comillas, Santillana del Mar, Potes y los Picos de Europa (con Miguel como magnífico guía y anfitrión). Nos quedamos en una casa rural llamada El Azufral, que recomiendo a todo el que quiera visitar la zona de Liébana. Gracias a Miguel pudimos subir en el teleférico de Fuente Dé, porque había olvidado las botas de montaña en casa y arriba había una buena cantidad de nieve. Muchas cosas he olvidado en estas vacaciones… En cualquier caso, fue muy agradable pasar de tener nieve hasta la rodilla a la arena de la playa en tan poco tiempo y nos lo pasamos muy bien. Y Revilluca me debe una comisión por hacer de guía turístico de la tierruca. Sí, Revilla el que monta estos espectáculos étnico-festivos.

Y unas fotos de esta parte del viaje por Cantabria (muchas son de Lucía):

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Viajes

Una respuesta a “Vacaciones de culo de mal asiento (I)

  1. Nurieta

    Qué chulis las fotos. Enhorabuena a Lucía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s