Cambio de cromos

El Señor ha oído mis plegarias finalmente. Los dos pakistaníes se han dado el piro. Ahora han llegado dos chicas iraníes. Así que he aprovechado y he ocupado un frigorífico más grande, que ocupaba la chica taiwanesa que también se marchó.

También he descubierto que una habitación la ocupa un sueco de 2×5 desde el año pasado, pero que apenas se pasa por la cocina, que es la única zona común que tenemos. Sólo le he visto por las escaleras de pasada. Hoy he entreabierto su armario para cotillear y he visto que, aparte de especies y harina, no había nada más. ¿Se alimenta entonces de harina con orégano? Vistas las dimensiones del bigardo (más la anchura que la altura), seguro que tiene el congelador atiborrado de comida basura.

Así que la cosa queda así:

  • Habitación 21: dos chinos (hasta octubre-noviembre)
  • Habitación 22: Erasmus checa (aunque en realidad está en la 33)
  • Habitación 23: dos chicas iraníes
  • Habitación 24: sueco XXL
  • Habitación 31: un número indeterminado de suecos
  • Habitación 32: vacía
  • Habitación 33: Erasmus checo + Erasmus checa
  • Habitación 34: servidor

Y hoy además, por circunstancias que no vienen al caso, me ha venido a la cabeza esta entradilla. Hace falta tener una edad para recordarlo. Nuria, ¿recuerdas ver este programa los sábados en casa de la abuela?

Anuncios

22 comentarios

Archivado bajo 13 Rue del Percebe

22 Respuestas a “Cambio de cromos

  1. Tu residencia parece la casa de Gran Hermano (puaj) con tantas idas y venidas 😯 ¡Suerte con tu fauna!

  2. Nurieta

    Vaya lío de casa que tenéis. Parece una comuna más que otra cosa…
    Oye, la frase de “Hace falta tener una edad para recordarlo” me ha llegado al alma… Contra que no soy tan mayor… Pues yo recuerdo haber visto ese programa muchas veces con mamá cuando tú no habías nacido o eras un renacuajillo de nada. Durante un tiempo salieron incluso unos fascículos semanales que mamá compraba. Quizás haya alguno todavía pululando por casa. El programa era bien entretenido y eso que Elena Santonja no tenía la gracia de Arguiñano.

  3. F.D.C.

    ¿No te digo que hace falta una edad? Yo me acuerdo del programa ése, de verlo en casa de la abuela y de la coplilla de entrada, así que cómo no te vas a acordar tú… Y no eres tan mayor, mujer, cómo te pones…

    Curiosamente, te sorprenderá saber cómo ahora hay mucha gente de mi edad que, como están de moda entre el moderneo, dice que es de los 80 y que se crió con “La Bola de Cristal”, las hombreras y la influencia de la Movida. Ejem, yo no me acuerdo de “La Bola de Cristal” y me imagino que pocos del 83 lo harán porque terminó cuando no teníamos ni 5 años. Tal vez tú u Óscar. Nosotros no habíamos nacido o éramos demasiado micos como para enterarnos de la movida, pero queda muy moderno decir que sí. Más bien estábamos con Barrio Sésamo y los mundos de Yuppie. De hecho, el primer recuerdo que tengo de ver algo en la tele que no fueran dibujos animados o programas infantiles es la caída del muro.

    Por cierto, “Con las manos en la masa” se estrenó en 1984, cuando yo tenía unos 7 meses, y duró hasta el 91, según la Wikipedia. Lo sustituyó el de Arguiñano, del que ahora sí que nos acordamos todos.

    Gracioso lo de “no quiero pato chino”. Ahora deberían decir algo así como “no quiero emulsión de espuma de aceite de oliva virgen sobre foie con boletus al Pedro Ximénez”, jeje.

  4. Nurieta

    Ahhh… “La bola de cristal”. A mí me encantaba ver ese programa los sábados por la mañana. Ese sí que es de mi generación (y no digo el año :-))
    “Los mundos de Yuppi” era de la tuya y también los “Caballeros del zodíaco” (uff, mira que te gustaban).
    ¿Y a qué viene toda esta melancolía? Quillo, déjala para el duro invierno que está por venir… El viernes por la tarde yo llegué tocaílla del trabajo, y no sé por qué, y la tortilla de patata que preparé para cenar me hizo olvidar todas las penas…

  5. F.D.C.

    No, no, no es melancolía. Simplemente ayer recibí una llamada perdida y me puse a canturrear eso de “Siempre que vienes a casaaaa / me pillas en la cocinaaaaa…”

    Lo de los caballeros del Zodiaco es cierto, pero sólo podía ver los últimos cinco minutos de cada capítulo, que era cuando volvía del cole, y uno no se entera de un culebrón así viendo sólo el final… A mí lo que más me gustaba, acuérdate, ¡eran los Transformers!

    Y nada más, te dejo que voy a planchar un ratito con mi nuevo juguetito.

  6. Nurieta

    Marujo… podías venir a plancharnos a nosotros también 🙂

  7. ¿¿Transformers?? Maaaaaaaaaadre mía. 😆

    Yo también ví “Con las manos en la masa”, y de “La bola de Cristal” sólo recuerdo lo que me cantaban mis primos (creo). Mi memoria de pez sólo da para Muzzy, Los mundos de Yupi (será por la estatura que gasto, pero me acuerdo especialmente de un capítulo en el que Yupi se plantaba en una maceta y se regaba con leche, flipé en colores pensando en que eso igual funcionaría), Barrio Sésamo… De series, mis padres no nos dejaban ver Bola de Dragón, y yo era más de Heidi, Marco, Mofli, tooooodas las de Hannah Barbera…
    Cuando llegó mi hermano con el poder del mando bajo el brazo sólo caían los Power Rangers en todas sus temporadas, Oliver y Benji… y menos mal que Pokemon le pilló poco tiempo…

  8. F.D.C.

    Lavín, vaya m… de plancha china que me he agenciado…

    ¿Qué pasa? Transformers, pero de los buenos, los de los cómics, no esa basura de serie de TV que echaban en la tele… Yo creo que todavía conservo unos cuantos comprados por media Europa cuando íbamos de vacaciones en verano.

    Muzzy!! Big Muzzy!! I like clocks!! ¡Ahh, qué recuerdos! Mi madre me ponía los vídeos de pequeño. Todavía canturreo las canciones de Norman (http://www.youtube.com/watch?v=1ZpjgfcMk5c), sobre todo la de los días (“On Mondays I play football, on Tuesdays I play basketball, on Wednesdays I do roller-skating…”).

    Descuida, yo me pasé años bebiendo leche por un tubo y comiendo zanahorias y acabé miope y bajito…

    Dragon Ball, los que no tuvimos autonómica, no lo vimos hasta talluditos y, claro, ya no hacía gracia. Y lo de tu hermano es que es de la generación Z, lo menos. Se van a acabar las letras… Pero con Oliver y Benji, yo dejaba de cenar, para desespero de mi madre. Y ahora me parece una serie ridícula.

    • AY!! ¡¡que voy a llorar de la emoción!! Norman y su canción… 🙂 La de los deportes me suena un montón, pero no la recuerdo. ¡Cómo me gustaba Muzzy! Tengo un DVD que compré en una de esas colecciones eternas típicas de Septiembre en un momento nostálgico; y seguro que no funcionan, pero tengo que tener capítulos grabados en casa.

      No nos podemos olvidar de los Fraggle Rock!! Por ellos creo que tengo el mono siempre de salir de viaje, jejeje. Y lo mejor para irse a dormir: http://www.youtube.com/watch?v=2f4PyTWaHkY Ni Lunnis ni leches!

      Lo de la plancha, a ver si te vas a hacer unos vaqueros último modelo del H&M en su estilo más chungo…

    • Nurieta

      Ay, Muzzy, yo también me acuerdo de verlo cuando mi hermano era un canijillo y yo una adolescente que no le aguantaba… Menos mal que hemos cambiado los 2, je je.
      Fernandeque, a ti lo que te gustaba de verdad era esto ¿te acuerdas?

      Anda que no la vimos en versión original millones de veces (gracias a la cinta de vídeo que nos grabó Brian)

  9. F.D.C.

    Sí, menos mal que hemos cambiado a mejor los dos…

    Ayyy, “Se nos ha perdido un dinosaurio”. Se me cae una lagrimilla, me acuerdo hasta de la música de los créditos: tun turu run tu ru ru ru run tun tun turu run tu ru ru ru run tun… ¿Y qué decir de “la sopa won ton” y la tortura china de “las pastillitas de bambú bajo las uñas”… Y de las tatas victorianas con sus paraguas… Fíjate que me acuerdo 20 años después, como para no haberla visto “cienes y cienes” de veces.

    Es un pena que el Museo de Historia Natural de Londres lo hayan modernizado y ahora es superinteractivo y megaguay para las nuevas generaciones, o sea. Con lo chulo que estaba el diplodocus aquél de la entrada…

    Por cierto, ahora que dices de Brian. ¿Sabes que uno de los hijos, Brian, es músico de estos folkies indies modernillos? Busca “Brian Hunt” en el Google. Anda que no me daban envidia ni nada los Transformers que tenían. ¡Una habitación entera! Y casi ninguno se podía conseguir en España…

    Sus dejo, que tengo que hacer un diseño para presentar el jueves y voy apuradillo.

    • Nurieta

      Para recordar viejos tiempos, te sugiero que vuelvas a ver la peli con tu ahijado cuando sea un poquito más mayor. Uff, la de años que hace que no he vuelto a ese museo… No estaría mal hacer escala en Londres de camino a Gotemburgo 🙂
      Sí, lo de Brian Hunt me lo contaron los papis hace unos meses y vi vídeos de él y entrevistas por Internés. A mí, personalmente, me gusta cómo toca y canta, y hasta su look británico modernete. Me hizo mucha gracia ver cómo ha cambiado después de tantos años (le recordaba de niño, chiquitín y muy rubito). Por cierto, que es amigo de Russian Red.
      Buenas noches (yo saldré dentro de poquito de la ofi. Hoy tenemos plan total: hacer la colada en un laundromat de monedas, de esos que salían en los anuncios de Levis hasta que el fontanero nos intale la nueva lavadora y secadora… Estoy desesperadita por lavar en casa como una persona normal…)

      • F.D.C.

        A Dieguito habrá que leerle “El señor de los anillos” antes de dormir. Lo de la peli es buena idea también…

        Russian Red me parece una pedorra gafapasta pijimoderna con ínfulas que canta como si estrangulara al gato…

        Qué lujos, salir a las 17-17:30. Tranquila, que la lavadora ya llegará. ¿La vais a instalar como aquí, con la secadora encima de la lavadora?

        • Nurieta

          Por fin el fontanero vendrá el viernes a instalar la lavadora y secadora. Y sí, una va encima de la otra para ahorrar espacio. Buen día

        • F.D.C.

          Agrego que pese a lo dicho, Russian Red está muy buena. Eso sí, me atrae y me repele a la vez. En lo musical, todo es repulsión, puaggg.

          • Nurieta

            Vaya, vaya, qué honesto 🙂

            • F.D.C.

              Es que acabo de leer un blog en el que salía ella – con vídeo incluido en una serie en la que hacía un cameo y otro en una entrevista – y no he acabado de decidir si es que es una sosa natural o es una pose, pero la chica parece que no anda sobrada de luces… Eso sí, es muy guapa.

  10. No me haaaaables de Londres!! 😉

    Yo de dinosaurios… sólo los de Los Picapiedra, en los 90 la serie Dinosaurs, o las pocas pelis que aguanté de “En busca del valle encantado”.

    ¡Daaaale duro!

    • F.D.C.

      Aquí el menda quería ser paleontólogo de niño. Y cuando me preguntaban lo típico de qué quería ser de mayor, respondía el palabro y nadie sabía qué narices era eso. Debía quedar repelente del todo…

      Luego vino la fiebre de los dinosaurios, Parque Jurásico y demás, y se puso tan de moda que dejó de hacerme gracia. Dejó de ser algo tan exclusivo, digámoslo así. Además, no tengo muy claro que se pueda comer bien de paleontólogo, no lo sé.

  11. Daniel Manrique

    ¿Qué significa eso de entreabrir el armario del sueco? Vamos! de par en par! que nos conocemos… y te encanta eso de marujear.

  12. F.D.C.

    Pues tienes razón, primero lo entreabrí, me aseguré de que no había moros en la costa, y luego lo abrí del todo. Pero para las cuatro cosas que tenía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s