De elecciones y crisis

A través de mi amigo Álvaro llego al debate en Menéame “El modelo económico sueco vence a la crisis” (muchas gracias por el enlace :-D), que a su vez viene de este artículo de “El País”. Es muy interesante leer tanto el artículo – aunque, para mi gusto, es bastante simplista – como el debate – menos simplista, pero mucho más tendencioso.

En mi opinión, el éxito de Suecia como modelo – con todas sus luces y sus sombras, que ha de haberlas – tiene menos que ver con el partido en el poder que con cómo está organizada la sociedad. Y lo mismo puede aplicarse al caso de España. También puede discutirse si nuestra forma de vida es realmente compatible con un crecimiento económico equilibrado. En España se vive muy bien, sí, pero cada vez hay más españoles con alta formación que se marchan fuera, ¿por qué será?. Vaya por delante mi respeto a los dos colectivos, pero ¿vamos a ser sólo los camareros y cuidadores de ancianos de Europa?

Todo esto viene de las elecciones de mañana, en las que se decide si continúa la coalición Aliansen (La Alianza, qué originales) que actualmente gobierna el país, o vuelven los Socialdemócratas, también aliados con los Verdes y los del Partido de la Izquierda (Vänsterpartiet). En principio, la coalición, que es todo un arcoiris moderado-popular-cristianodemócrata-liberal, vencerá de nuevo las elecciones y Suecia tendrá un gobierno de centro-derecha durante 4 años más. Teniendo en cuenta que desde los años 30, los Socialdemócratas han gobernado siempre excepto unos 9 años, este hecho podría ser histórico.

Pero podría haber un vuelco de última hora o, incluso, los Demócratas Suecos (extrema derecha) podrían conseguir un escaño en el Parlamento por vez primera. Por lo que he podido leer, se habla sobre todo precisamente de que la extrema derecha esté presente en el Riksdag y de que el primer ministro Fredrik Reinfeldt (de los moderados) haya dicho que su partido es el verdadero partido de los trabajadores. Además de que ahora los Moderados ahora son los Nuevos Moderados (Nya Moderaterna). Esto empieza a parecerse mucho al New Labour de Blair, pero desde el lado contrario. A ver si no acaban igual que él.

Actualización: he encontrado este estupendo artículo de The Guardian – ya no puedo leer la noticia en The Times, gracias Mr. Murdoch – que habla precisamente sobre el impacto de los Demócratas Suecos en estas elecciones, su historia y la influencia de la inmigración en este país. Recomendable porque, al contrario que en el de El País, se muestra una realidad con muchas facetas.

Actualización: la frase de Reinfeldt ha tenido impacto. A continuación, su cartel electoral. No he consultado Google Translate, pero diría que dice algo así como “vota al único partido de los trabajadores de Suecia”.

Dicho esto, como no tengo tele, me entero de lo mínimo y me tengo que informar en periódicos suecos on-line en inglés, como The LocalGöteborg Daily, lo que tampoco es muy de fiar. En cierta medida, veo los toros desde la barrera.

A mi buzón, mientras tanto, ha seguido llegando publicidad  electoral. Incluso me han dejado esta noche publicidad de los Moderados en la bici. De todos modos, no se ven grandes cartelones en las calles (sí cartelitos pequeños) y la campaña no parece tener ni el 10% de agresividad de una hipotética campaña equivalente en España. La crispación, ya se sabe.

Y esta mañana, de regreso de comprar vino fino en el Systembolaget, me he encontrado con el siguiente cártel:

Ett mänskligare Sverige significa, más o menos, una Suecia más humana (Google Translate dixit). ¿Qué tiene que ver el avestruz enfrentado al candidato cristianodemócrata Göran Hagglund? ¿Qué tiene en contra de esos bichos?

Actualización: por lo visto, hay más carteles de Hagglund enfrentado a una hiena y a un búfalo. Y en la siguiente imagen se debe explicar los valores que tiene Hagglund (o el homo sapiens) frente a los diversos bichos (Svenska arter o especies suecas).

También he visto otros carteles originales, como unos de no sé qué partido (evidentemente, en contra del gobierno actual) en el que ponían un retrato de los candidatos de los cuatro partidos gobernantes cabeza abajo:

A saber lo que les están llamando...

Y, por último, uno de los Verdes, en el que claman por modernizar Suecia.

Se agradece al menos una cierta originalidad en estas cosas, más allá de los carteles españoles que, en general, se ciñen a un retrato en plan Gran Timonel del líder del partido de turno mirando a la cámara, con gesto de estadista – curioso, ninguno lo es – y una frase tan grandilocuente como vacía.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Curiosidades, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s