Sin motivo aparente

Ésta es una entrada de relleno, para que el blog vaya teniendo vida. Tengo bastante trabajo y, aunque tengo perfilada alguna entrada larga sobre mis aventuras con el Registro sueco e Inmigración, prefiero esperar a que se resuelva la situación. Espero que no se note…

Mañana tengo reservada lavandería a las 8:30. Lo he hecho por Internet y es comodísimo. Básicamente digo dónde quiero hacer la colada y, según las horas que quedan libres, puedo reservar una hora y media de lavadora y secadora. En esto, la residencia ha acertado de pleno.

La tvättmaskin (lavadora) y secadora (no me acuerdo de cómo se dice en sueco). Una foto sin el más mínimo interés, pero...

En otras, como que esta semana no se haya pasado nadie a limpiar la cocina (y eso significa que ya empieza a haber peladuras por los suelos, nunca me dejaré de sorprender de lo guarra que es la gente), que las gomas de la puerta del horno estén rotas y que mi frigorífico se cargue en un par de días los guisos que hago, se nota cierta dejadez, tanto de la empresa como de los propios inquilinos. Claro que habiendo en este edificio un número indeterminado de personas (calculo que unas 13) cuando sólo deberíamos ser 8, es normal que aquí se pase de todo.

En clase estamos empezando a acelerar y, aunque son sólo dos asignaturas y son de introducción, con lo que casi todo lo di ya tiempo atrás, el contenido es el de unas 6 asignaturas de Teleco y comprimidas en el tiempo a apenas un mes y medio. Así que es normal que tenga trabajo para aburrir, multitud de problemas que hacer y varios capítulos de libros de texto – casi Biblias – para leer este fin de semana. También es normal que, a principios de septiembre y apenas 9 días después de iniciado el curso, la biblioteca de la universidad esté de bote en bote.

Aunque los Erasmus tienen montones de actividades, ni me planteo seguirles el ritmo. Como excepción, este sábado tengo entrada para la überfiesta que celebra la Student Union. Una pausa entre los libros. El lunes asistiré además a una cena de alumnos en la que podremos conocer a investigadores, profesores, otros alumnos y a gente de la industria (esto es lo que más me interesa), por aquello del networking.

Y como no tengo más novedades, unas cuantas fotos, sin ton ni son.

La mejor invención sueca es la indestructible bolsa azul de IKEA. Lo mismo vale para bolsa de la colada o del reciclaje que para traerse la compra del hiper, que está como a 1 kilómetro y medio y con una buena cuesta entre medias.

Frikada sueca: a los de primer año les hacen llevar una tarjeta al cuello en el que pone un 0 y los días que les quedan para llevarla (debe de ser sobre un mes). Si a un novato lo pillan sin llevarla, le ponen otra más grande. De lo que se deduce que este individuo ha sido algo negligente en sus labores tarjetiles... ¿Y qué decir de los disfraces?

Una bonita vista desde Skansen Kronan hacia el oeste (y el mar). Las dos iglesias que se ven son Adolf Fredriks Kyrka (la roja) y Masthuggets Kyrkan, que dominan con sus agujas esta parte de la ciudad.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Curiosidades, Göteborg, Olofshöjd

3 Respuestas a “Sin motivo aparente

  1. Vito

    Estas son las entradas a tu blog que más índice de visitas tendrán!!

    Ánimo con el estudio, los artículos, presentaciones y demás “entes” académicos!! Disfruta del sábado en la fiesta esa y ya nos contarás que tal fue!

    Por aquí todo igual, ayer nos juntamos Eli, Pablo, David, Ivan y yo para tomar algo en el bar típico de Avd. América que ya fuimos un día hace mucho con Álvaro, despues nos fuimos a Cartagena a otra Taberna y al ratito para casa.

    Dentro de nada empezaré ya a trabajar… y todo lo que conlleva, trabajar para despues que se lo lleve la hipoteca!! Mi pregunta-afirmación es: con lo feliz que estaría yo en VK en mi mini-pisito sin pagar ninguna hipoteca?!

    Un abrazo

  2. F.D.C.

    Me acuerdo del bar, fue donde nos encontramos a Artur, el de Valencia de Erasmus. Se echan de menos esos garitos aquí, la verdad (no su humo).

    Qué raro, ¿no estuvo Elena? Encima que era en su radio de acción… Dale un abrazo a Pablo.

    Lo del trabajo, antes o después tendría que llegar, espero que al principio no te den mucha caña. ¿Qué tal te salió el examen?

    Y lo de los mini pisos, te ha tocado uno de VPO muy por debajo del valor de mercado. Eres el potencial dueño de tres inmuebles y todavía te quejas? 😀

  3. Pingback: Una cena muy fructífera (y castiza) | El pensiario / The pensieve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s